Requisitos para poder acceder a la prestación

Requisitos para poder acceder a la prestación

El derecho a la protección por cese de actividad se reconocerá a los trabajadores autónomos en los que concurran los requisitos siguientes:

  • Estar afiliados y en alta en el momento del cese, en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA) o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, en su caso.
  • Haber solicitado la baja en el RETA a causa del cese de actividad.
  • Tener cubierto en el momento del cese el período mínimo de cotización por cese de actividad. (Ver el apartado Duración de la prestación económica).
  • Cotizar por la aportación correspondiente a la protección por cese de actividad. La base de cotización por cese de actividad se corresponde con la base de cotización del Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos que el trabajador autónomo haya elegido como propia con arreglo a lo establecido en las normas de aplicación, o bien a la que le corresponda como trabajador por cuenta propia en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.  Para el año 2019, el tipo de cotización correspondiente a la protección por cese de actividad será del 0,7%, aplicable a la base de cotización que haya elegido como propia. El tipo de cotización aplicable para mantener la sostenibilidad financiera de la protección por cese de actividad se fijará, anualmente, en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado, de acuerdo con las siguientes reglas:

El tipo de cotización expresado en tanto por cien será el que resulte de la siguiente fórmula: TCt = G /BC*100

Siendo:

t = año al que se refieran los Presupuestos Generales del Estado en el que estará en vigor el nuevo tipo de cotización.
TCt = tipo de cotización aplicable para el año t.
G = suma del gasto por prestaciones de cese de actividad de los meses comprendidos desde 1 de agosto del año t-2 hasta el 31 de julio del año t-1.
BC= suma de las bases de cotización por cese de actividad de los meses comprendidos desde 1 de agosto del año t-2 hasta el 31 de julio del año t-1.

No obstante, no corresponderá aplicar el tipo resultante de la fórmula, manteniéndose el tipo vigente, cuando:

-Suponga incrementar el tipo de cotización vigente en menos de 0,5 puntos porcentuales.
-Suponga reducir el tipo de cotización vigente en menos de 0,5 puntos porcentuales, o cuando siendo la reducción del tipo mayor de 0,5 puntos porcentuales las Reservas de Estabilización por Cese de Actividad previstas al cierre del año t–1 no superen el gasto presupuestado por la prestación de cese de actividad para el año t.

En todo caso, el tipo de cotización a fijar anualmente no podrá ser inferior al 0,7 % ni superior al 4%. Cuando el tipo de cotización a fijar exceda del 4%, se procederá necesariamente a revisar al alza todos los períodos de carencia previstos en el apartado Duración de la prestación, que quedarán fijados en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado. Dicha revisión al alza será al menos de dos meses.

  • Encontrarse en una de las situaciones legales de cese de actividad reconocidas en la Ley.
  • Suscribir el compromiso de actividad al que se refiere el artículo 300 del Real Decreto Legislativo 8/2015,  por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, y acreditar activa disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo a través de las actividades formativas, de orientación profesional y de promoción de la actividad emprendedora a las que pueda convocarle el Servicio Público de Empleo de la correspondiente Comunidad Autónoma (o el Instituto Social de la Marina, en el caso de los trabajadores del Régimen Especial de Trabajadores del Mar).
  • No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación, salvo que el trabajador autónomo no tuviera acreditado el período de cotización requerido para ello.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha del cese de actividad no se cumpliera este requisito, el trabajador podrá, en el plazo improrrogable de 30 días naturales, ingresar las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.
  • Cuando el trabajador autónomo tenga a uno o más trabajadores a su cargo, será requisito previo al cese de actividad el cumplimiento de las garantías, obligaciones y procedimientos regulados en la legislación laboral, que acreditará mediante declaración jurada.

Compartir: Meneame Fresqui Delicious

© Ibermutua, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social nº 274.
Todos los derechos reservados